El radioteléfono de VHf es uno de los aparatos electrónicos más sencillos que puede haber a bordo de un barco. El manejo es simple ya que las funciones de las que dispone no son demasiadas. Además, la mayoría de las veces lo llevaremos encendido en escucha, es decir, sin utilizar las llamadas salvo en caso de necesidad.

¿Pero qué tipo de llamadas y a quién se pueden hacer con el radioteléfono? En primer lugar hay que aclarar que  la radio de VHf es de banda marina, es decir, no se puede utilizar para entrar en frecuencias que no sean las establecidas por la UIT (Unión Internacional de Telecomunicaciones), que por otro lado son las que vienen configuradas en cualquier aparato que esté homologado para uso marino. Las llamadas pueden ir dirigidas a cualquier estación del SSM (Servicio Móvil Marítimo), es decir, las de barco, costeras y estaciones de los CCS (Centros de Coordinacion de Salvamento). También a cualquier estación de radio de un puerto deportivo o club náutico que disponga del servicio de radio para contactar con sus clientes.

Es necesario indicar que la persona responsable de su buen o mal uso es siempre el patrón o capitán del barco. Por ello conviene tener mucho cuidado a la hora de efectuar las transmisiones.

Los tipos de llamada son:

  • Llamadas de socorro: son las prioritarias en las radiocomunicaciones y se efectúan cuando en una embarcación hay alguna incidencia que suponga un peligro para las personas que van a bordo y para la propia embarcación. No deben hacerse bajo ningún otro concepto.

  • Llamadas de urgencia: se efectúan cuando a bordo del barco se necesita ayuda externa pero no motivada por algún peligro que pueda suponer la pérdida inmediata del barco ni tampoco por cualquier circunstancia que ponga en peligro la integridad física de las personas. Este tipo de llamadas se pueden hacer en el caso de avería en el barco, accidente o enfermedad de un tripulante o también si se observa que otro barco pueda necesitar asistencia y no está en condiciones de enviar una llamada por la radio.

  • Llamadas de seguridad: motivadas por cualquier causa que suponga un peligro o riesgo para cualquier buque que navegue por una zona determinada. Por ejemplo: avisos de temporal, objetos flotantes, desaparición de señales marítimas, etc.

  • Llamadas de rutina: son llamadas para comunicar o preguntar cualquier cosa a otras estaciones de radio, siempre que el motivo de esa llamada no se corresponda con ninguna de las anteriores. Por ejemplo: indicar la situación del barco, pedir información sobre algún motivo relacionado con la navegación, etc.

Visto los tipos de llamadas que se pueden hacer, vamos a ver qué pasos deben de seguirse para hacerlas ya que muchas veces los navegantes hacen un mal uso de la radio en el momento de llamar a otra estación. Una cosa que debe de quedar clara es que el canal 16 es el que hay que llevar a la escucha las 24 horas y además en el que se van a efectuar todas las llamadas.

Llamada de Socorro: comienza por la palabra “Mayday” repetida 3 veces. Seguido se dice el nombre de la estación que transmite también 3 veces. Después viene la posición del barco, a ser posible en latitud y longitud, aunque podría indicarse también diciendo demora y distancia. Es probablemente lo más importante de la llamada de socorro. A continuación se indica la naturaleza del peligro, que es lo que motiva que se haya efectuado la llamada. También debe proporcionarse información adicional en cuanto al número de tripulantes que hay a bordo, aspecto importante para los equipos de rescate. Se cierra con un “Mayday” y se espera la respuesta (acuse de recibo) de la estación, que normalmente será una costera o un CCS.

– Llamada de Urgencia: comienza por “Pan Pan” repetido 3 veces. Después se dice “A todas las estaciones” 3 veces o bien también podría especificarse el nombre de una estación costera o CCS. El resto es como en la llamada de socorro salvo que no hay “naturaleza del peligro” sino de urgencia. Se realiza toda en el canal 16.

Llamada de Seguridad: comienza por “Securité” repetido 3 veces. También, como en la llamada de urgencia, se puede dirigir “a todas las estaciones” o también podría especificarse el nombre de una estación costera o CCS. A diferencia de las dos llamadas anteriores, en ésta se anuncia el aviso que se va a transmitir y seguidamente se indica un canal de trabajo donde ya se emitirá el mensaje que corresponde a dicha llamada de seguridad.

Llamada de Rutina: primeramente se debe de seleccionar el canal 16, que es el canal para todo tipo de llamadas y también para el tráfico de socorro cuando se efectúa una llamada de socorro. Por este motivo, cuando se hace una llamada de rutina, el canal 16 debe de dejarse libre cuanto antes. Hay que comprobar que no hay tráfico en el canal, es decir, que no haya estaciones comunicando para no interferirles. Una vez comprobado todo esto procedemos a efectuar la llamada. En ella diremos el nombre de la estación a la que llamamos 1 vez y seguido el nombre de nuestra estación 2 veces (en Onda Media suelen ser 3 veces) además de la palabra “cambio”. Una vez efectuada la llamada debemos de esperar al menos 2 minutos a la respuesta de la otra estación. Si hemos llamado a una estación costera o a un CCS la espera ha de ser de 5 minutos. Cuando la otra estación conteste, lo hará diciendo una vez nuestro nombre y una vez el suyo. Además deberá indicar el canal donde vamos a cambiar para efectuar la conversación. Siempre será un canal que no corresponda a uso portuario o comercial. Una vez en ese canal se procederá a llamar del mismo modo que en el canal 16 hasta efectuar el contacto y procederemos a establecer la comunicación.

Para más información, sobre todo lo que afecta a las llamadas de emergencia en la mar, recomendamos visitar la página de Salvamento Marítimo, donde hay muy buenos consejos para la navegación de recreo. También desde nuestra escuela ofrecemos cursos de radio para todas las titulaciones y en los cuales se aprenden a hacer todo tipo de llamadas, utilizando unos simuladores.