El próximo cambio de hora que a todos nos trastornará en mayor o menor medida, es un asunto que tiene que ver mucho con la navegación, ya que son los meridianos donde nos encontremos los que nos van a obligar a tener una hora u otra.

Los gobiernos adoptan lo que llamamos la “hora oficial” que no es más que ese adelanto que se le aplica a la hora que corresponde por huso horario y que se hace con el fin de ahorrar energía. De esto se podría discutir mucho ya que no es un problema de adelantar la hora o retrasarla para ahorrar más, sino que sería tan simple como cambiar los horarios de acostarse, levantarse, comer, etc. y con ello las costumbres de un país, cosa a la que mucha gente se resiste. Pero no es lo que queremos aclarar en este artículo, sino que queremos dar una visión náutica y una explicación de por qué se cambia la hora según el meridiano.

La tierra está dividida en 24 husos horarios, que son 12 hacia el Este y otros 12 hacia el Oeste. Cada huso horario comprende 15º de longitud, ya que el sol recorre precisamente ese ángulo horizontal en una hora y por ello cada 15º de longitud habrá un huso diferente. A esa hora le llamamos “hora legal” u “hora de zona” (HZ). Además, la hora varía también según el meridiano en el que estemos, ya que el tiempo que tarde el sol en recorrer la longitud indicada, también provocará un cambio de hora. A esta hora se le llama “hora civil de lugar” (Hcl).

Por ejemplo, la localidad donde está ubicada nuestra escuela, Getxo, está en una longitud aproximada de 3º W, es decir, al Oeste del meridiano de Greenwich que es el meridiano origen de las longitudes. Si dividimos 3º entre 15, nos da un resultado de 0,2 de hora, es decir 12 minutos. Esto traducido quiere decir que cuando el sol pasa por Greenwich (donde se sitúa el meridiano de 0º), va a tardar 12 minutos en llegar hasta nosotros.

Sin embargo, en un lugar que esté al Este de Greenwich, por ejemplo, la isla de Menorca (por citar la isla que está más al Este de España), el sol pasará antes que por Greenwich, ya que Mahón, la capital, tiene una longitud de 4º 15′ E y por ello el sol saldrá 17 minutos antes por allí que por el meridiano 0º. Si volvemos a Getxo, el sol saldría 29 minutos más tarde que en Mahón, es decir, hay casi media hora de diferencia.

Con estos sencillos ejemplos se pueden ver las diferencias de hora que hay entre lugares que están en el mismo huso horario, ya que el huso cero, abarca 7,5º hacia el este de Greenwich y 7,5º hacia el oeste. En la provincia de Lugo, por ejemplo, pasaríamos ya al huso -1, es decir, que habría que retrasar una hora respecto a la hora del meridiano de Greenwich. Sería absurdo que en un mismo páis se llevara una hora diferente, salvo lo que ocurre en Canarias, que está más al Oeste y el desfase horario sería muy grande unificando la hora.

Por último, indicar que la hora correspondiente al huso horario o HZ era la que antiguamente se llevaba en el reloj de bitácora de los barcos, el reloj que marca las horas a bordo (guardias, comidas, descansos, etc.). Actualmente y con la implantación de la hora oficial en los barcos que navegan por Europa, por ejemplo, ya no se cambia la hora aunque se rebasen los husos horarios, por una cuestión lógica de organización a bordo.